lunes, 17 de octubre de 2011

BACALAO CON SETAS

Con este plato reconozco que pierdo el sentido del tiempo y del lugar. El bacalao es uno de los pescados que más me gustan, y las setas las pondría en todos los platos... sin distinción alguna, pero admito que esto ya es una cuestión personal.

Os presento la primera receta del Blog. Todas y cada una de las recetas que colgaré están cocinadas por mi madre.

Ingredientes.

 - Bacalao.
- Setas (Siureny -hongo negro- o cepas, trompetas de la muerte, según temporada, sino, secos).
- Aceite de oliva.
- Sal.
- Perejil.
- Harina.



Paciencia, tiempo y cariño: Tanto como el corazón nos pida o sea capaz de darnos.

Dificultad: Baja.


 Elaboración.

Este plato mi madre lo hizo con trompetas de la muerte (teniendo en cuenta que tienen un sabor bastante fuerte), pero con siureny -hongo negro- o cepas queda también un plato delicioso... Las setas pueden ser secas, no hace falta que sea temporada.

Las cantidades no las digo, pues depende de cada casa, las personas que hay, el hambre que tienen... aunque siempre se puede hacer de más y ya tenemos comida para dos días ;)

Dos días antes pondremos el bacalao en remojo en la nevera (siempre con la piel mirando hacia arriba). A las 24 horas le cambiamos el agua y el segundo día la cambiaremos tres veces más. Podemos probarlo y, si está muy salado, la volvemos a cambiar.

Tendremos las setas con agua el tiempo necesario (según el tipo de seta escogido).Ponemos aceite en la cazuela, harinamos el bacalao, lo sacudimos que no quede demasiada harina, y vamos poniendo los trozos a la cazuela, con el fuego bajo.

Iremos moviendo la cazuela, como si el cocináramos al pil-pil. Giramos el bacalao, ponemos el perejil y que siga cociendo a fuego lento. Vamos moviendo la cazuela.

Saltearemos las setas en la sartén (guardando el agua del remojado). Cuando vemos que el bacalao ya casi está cocido, añadimos las setas y el agua de las setas.
Dejamos que los sabores se mezclen. Rectificamos de sal, y ya está!!

Buen provecho!!!


APRENDAMOS MÁS DE LO QUE COMEMOS.

 

BACALAO. El bacalao es un pescado blanco y, por tanto, su contenido en grasa es bajo. Sin embargo, es rico en ácidos grasos esenciales. El bacalao, como el resto de peces, es un alimento básicamente proteico y contiene todos los aminoácidos esenciales. Su contenido en vitaminas es poco destacable (excepto el hígado, que contiene vitamina A, D y E). En cuanto a los minerales, destaca por su contenido en potasio, que favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso, y en fósforo, presente en los huesos y los dientes.El bacalao salado tiene un contenido en sodio mucho más alto que el fresco, por lo que, en casos de hipertensión arterial o de dietas bajas en sal, sólo se recomienda el bacalao fresco.

SETAS. En este caso, cepas. Las cepas son principalmente agua, fibra, vitaminas y minerales, ya que no aportan nada de grasa y pocos hidratos de carbono. Cuando están secos, se concentran todos sus componentes, al igual que sus sabores y aromas. Desde el punto de vista nutricional, se pueden incluir dentro del grupo de verduras y hortalizas, de las cuales se recomienda un consumo diario. Además, las setas son una de las pocas fuentes no marina de yodo, esencial para la síntesis de las hormonas tiroideas. Son beneficiosos también por su contenido en fósforo, necesario para la formación de huesos y dientes, y ergosterol, un compuesto que se transforma en vitamina D, que favorece una correcta absorción de calcio.

2 comentarios:

  1. Que bueno tiene que estar !!!!. Un plato perfecto en tiempo de setas. Petons

    ResponderEliminar
  2. Aixxx... esto es amor de madre. Gracias por tu primer comentario.

    Y sí, ratifico que es un plato delicioso. Perfecto en otoño!!

    ResponderEliminar

Un poquito sobre mi

Mi foto

Inquietud, hiperactividad y curiosidad personificada. Thinking 25 hours per day. Marketing Emocional, Storytelling & Social Media addicted.

Estamos yo mis otras 3 o 4 Elia viviendo en simbiosis dentro de mi cabeza :)
Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias llamadas VIDA. Estamos hechos de Serendipia.